place_holder

Vocaciones

Los frailes de la Orden de San Agustín buscan a Dios por medio de la oración, vida en común, y el servicio a la Iglesia. Los Agustinos buscan traer un balance saludable en su vida de oración, vida comunitaria, y ministerio para que la gracia de Dios y su amor se haga visible.

Si tú, como San Agustín, tienes un corazón inquieto con el deseo de conocer a Cristo y servir a otros, entonces este es el momento para tú poder explorar el reto y la oportunidad de vivir tu vida como Agustino.

Programa De Formación

El proceso de formación para ser parte de los Frailes Agustinos tiene cuatro partes, todos ellos forman parte de lo que conocemos como el "Programa de Formación Agustiniano."

En el programa de introducción, no-residencial, "Programa de Asociados", los candidatos elegibles-Católicos practicantes y graduados de escuela superior (High School) en adelante-se reúnen mensualmente con un consejero Agustino que le ayudara a discernir si usted está llamado a vivir la vida Agustina. Aquellos que forman parte del Programa de Asociados, participan de un retiro anual con otros Asociados y forman parte de diversos programas de servicio. Además, proveemos la oportunidad para visitar comunidades Agustinas y ministerios. Igualmente, pueden participar de diferentes funciones de la familia Agustina, tales como Profesiones Solemnes de Votos y Ordenaciones.

Si el individuo se siente llamado para examinar más de cerca la vida Agustiniana, él puede solicitar entrada en el "Pre-Noviciado" residencial (abierto normalmente para personas de 22 años o mayores) y pasa un año viviendo entre nosotros en Agustinian Collage o Universidad Agustiniana en Washington, D.C. él estudiará filosofía o teología, recibirá la dirección espiritual y la participara de la experiencia de vida en comun tales como los rezos o Oficio Divino, la Santa Misa entre otros. Debido a los ministerios entre la gente de varios grupos étnicos, nuestro programa de formación sea diseñado para proporcionar el lenguaje y ayuda cultural para los estudiantes de otros países, especialmente ésos de habla Española.

Después vive un año en el Noviciado, en Racine, Wisconsin, donde el individuo continúa su exploración de la espiritualidad de Agustiniana y su desarrollo de una vida de rezo. éste es un año intenso de reflexión y de crecimiento en conocimiento de sí mismo. Durante la segunda mitad del año, el principiante pasa varias horas a la semana dentro del trabajo apostólico. Al final del año, el principiante hace la primera profesión de los votos de pobreza, castidad y obediencia, los cuales se pueden renovar anualmente.

Después de un año, en el noviciado el nuevo fraile profesado, vuelve a la Universidad Agustiniana para continuar su educación teológica y profesional en el "Programa de Profesado." Si el fraile está interesado en servir la iglesia en el ministerio ordenado, él Continuara sus estudios para obtener un grado de al nivel de Maestría en Divinidad o Maestría en Artes Teológicas de la Catholic Theological Union en Chicago. También el profeso puede tener la oportunidad de estudiar en nuestra Universidad Internacional Agustina que se encuentra en Roma.

Esos frailes llamados a servir la comunidad y la iglesia como hermanos, siguen un programa diseñado para asistir en su crecimiento espiritual mientras que continua su esfuerzo para mejorar las habilidades que se relacionan con su llamado ministerial. Además de cualquier estudio, trabajo, o experiencia, si desean realizar sus habilidades ministeriales, estos frailes esta requeridos de ellos tomar algunos cursos en teología. Un conocimiento básico de la enseñanza de la iglesia también como estudios en espiritualidad y la oración, son esenciales para el desarrollo de la persona que intenta hacer un compromiso final a vivir la vida de la comunidad Agustina. Igualmente, su espiritualidad y desarrollos serán de provecho para el al trabajar en los apostolados de Agustinianos.

Dos años después de su primera profesión, un fraile hace un año pastoral de servicio en una de nuestras parroquias o escuelas. El propósito de este año es de asistir al fraile con el discernimiento hacia su decisión de hacer la profesión solemne de votos en la orden. Tres años después de la primera profesión, el es elegible para solicitar la profesión de votos solemnes, qué marca el principio de su misión de por vida con la orden e Iglesia.

Para obtener más información, por favor siga este enlace: http://www.augustinianvocations.org/